Hola a [email protected]
En días anteriores se publicó un post en el que os mostraba las fotos de una mesa de jardín que elaboré hace algún tiempo. Está hecha a partir de una encimera de granito y los listones de una mesa merendero inservible, encontrada en los aledaños de un vertedero.
Esta es:


A éstas alturas, no voy a negar que estoy muy, pero que muy satisfecho del resultado obtenido. Casi no me lo creo. Y han sido varias las veces que me recreaba en su contemplación. Pero a la misma vez que la contemplaba, me preguntaba si me sería posible hacer algo con los listones que sobraron. No sé...algo que la acompañara...
Desde hacía algún tiempo, me rondaba la idea de hacer algo parecido a un banco de jardín...con su respaldo...sus apoyabrazos...En fin. Toda una tentación.
Pues bien. Dejándome llevar por el dicho "La mejor manera de librarse de una tentación es caer en ella"...yo he caido en dicha tentación...
Y aquí os muestro mi banco de jardín.
¡¡Mirad qué cosa más guapa ha salido!!






Bueeeeno...Vaaaaale. Ya sé que no es para tanto. Pero teniendo en cuenta que ha sido obra de un simple aficionado, algo es algo.......
Como se puede apreciar, en la elaboración del banco he seguido la misma tendencia que en la mesa. Tendencia que, dicho sea de paso, no es otra que HXNM
Y he hecho lo posible para darle un aspecto rústico. Y original a su vez.
Pero dejémonos de cháchara y vamos a lo que vamos. Estamos en un foro de bricolaje y no en una tertulia. Y será mejor que pasemos a ver algunas fotos del proceso. No vaya a suceder... Que el aburrimiento se apodere de [email protected] y abandonéis el post sin tan siquiera finalizar de verlo
En las siguientes fotos, preparando para hacer los rebajes de lo que será el armazón del asiento. La profundidad del disco está a 1,9 cm y la guía a 2 cm del mismo. He trazado una línea donde los dientes no sobresalían de la superficie para que el corte quedase a 4 cm de los extremos, que es donde irán las uniones:







Los cortes ya hechos en los dos listones:




Ya quedaba retirar la guía del disco y hacer varios cortes más para que fuese más fácil hacer el vaciado y eliminar los restos con el formón







Para las uniones de lo que sería el armazón, hice un taladro ciego con una broca de 10 mm para dar cabida a la cabeza de los tirafondos y
coloqué un tope de broca a 2 cm,ya que el grosor de la madera era de 4 cm



Los 2 cm restantes, los taladré con una broca de 5 mm.

En la siguiente foto, haciendo los taladros a la piezas que irán encastradas en los rebajes hechos al armazón. He hecho una especie de tope para que todos los taladros estén a la misma distancia. Así evitaría el tener que medir y marcar todas las piezas de una en una:



En la siguiente foto, atornillando las piezas en el armazón del asiento,una vez éste quedó encolado y con sus tirafondos puestos. He utilizado unos pequeños listones como tope para que todas estén a la misma distancia entre sí:




A continuación, el asiento ya finalizado:


De ésta forma, más o menos, serán las patas. Tendrán forma de "H". Una parte, la más corta, serán los apoyabrazos:



Como se ha podido observar, el grosor del travesaño es 1 cm menor que el de las patas propiamente dichas. Ese centímetro es el que les rebajaría a éstas para que el asiento quedase encastrado en las mismas. De ésta forma, todo el peso no recaería sólamente en los tornillos.

En las siguientes fotos, las cuatro patas colocadas en su sitio:



También he reforzado las patas con dos travesaños y un larguero unidos entre sí. Para encolar éste último, he echado mano de un trozo de tubo rectangular que tenía por ahí, durmiendo el sueño de los justos, y he taladrado ambos lados del tubo, para después cortar dos trozos por donde estaban los taladros ya hechos:



Dichos trozos de tubo me servirían para unir varillas roscadas y hacer una prensa para encolar el larguero que uniría las patas:



En las siguientes fotos, las patas están terminadas, con los travesaños y larguero encolados y atornillados:






Llegado el turno del respaldo,éstos son los listones que lo formarán:







Para que todas las piezas que irán encastradas sean de la misma longitud, he colocado un tope en la guía de la sierra:



Atornillando las piezas con el mismo método que en la elaboración del asiento :





Y el respaldo ya finalizado:




Para el barnizado, apliqué una capa de tapaporos. A continuación, dos capas de barniz color nogal. Para finalizar aplicando otras dos capas de barniz marino. Siendo éste el resultado:


Y de ésta manera ha sido como he llegado hasta aquí:


Un banco de jardín que fue tomando forma a partir de una tentación.
Y hablando de tentaciones...
¿Os habéis fijado en el rinconcito tan acogedor que ha quedado?:



Una vez que anochezca y el calor amaine... ¿A que es un lugar adecuado para compartir una velada en la intimidad, con una cena tan solo para dos de por medio?. Previamente, una cerveza bien fría ( o más)...Bajo una tenue luz........Mientras tanto, allá a lo lejos,de fondo, una música suave de las que a veces gusta escuchar. Como ésta:


No se puede negar que la idea es...tentadora.
Pues bueno. Hasta aquí ha llegado el post de hoy.
Queda añadir que ha sido muy agradable compartir éstos momentos con [email protected]
Un saludo.
el-aparecido.