Hola [email protected]

Aquí comparto otro trabajo ya expuesto en el Foro antiguo.


Hola [email protected] foreros:

Dentro de las posibilidades que nos ofrece la sierra de banco, me decidí a construir un artilugio (visto en Youtube) y el cual nos posibilita el corte preciso e integrado de espigas para ensamblar.



Sin más comentarios aquí os muestro los resultados.


1.- Fresado de carriles de desplazamiento y guías.




Para la realización de este útil, he construido un patín de desplazamiento (sled) exclusivamente para dicho útil, cuidando mucho que las tolerancias de cortes sean lo más precisas posibles ya que, los resultados finales dependerán de la exactitud de dichos cortes.

Sobre un tablero de aglomerado recubierto, he fresado unas hendiduras en sentido horizontal para las guías de desplazamiento y con una profundidad a la mitad del grueso del tablero. A su vez, y con una fresa de menor diámetro, he ranurado unas aberturas para que sea posible la fijación de forma segura como se verá posteriormente.

Las guías son dos listones ajustados perfectamente a las hendiduras y sin holguras pero que permitan el desplazamiento sin trabarse.

En la parte central de las guías, he efectuado un rebaje a fin de insertar una tuerca (por presión).


2.- Posicionamiento de las guías.




Es importante cuidar el paralelismo entre las guías y la perpendicularidad con la sierra de corte.


3.- Bastidor de sujeción.




El bastidor de sujeción básicamente se compone de la base fresada para las guías de desplazamiento, un frontal donde se apoyarán los distintos listones para moldear las espigas, y dos trozos de madera cortados perfectamente a 90 ª formando una escuadra con el frontal.


4.- Vista frontal del bastidor.




Para las uniones de los distintos componentes he empleado tornillos de ensamblar que facilitan la inserción sin que se raje el aglomerado


5.- Indicador de medición.




Dado que se van a utilizar medidas milimétricas, pretendo dotar al artilugio de un sistema que me permita visualizar con la mayor precisión los desplazamientos.

Para ello, he cortado un triángulo equilátero en metacrilato transparente, he rebajado dos lados y desde el vértice sin rebajar y hasta la base he trazado con el filo de un cutter un trazo poco profundo. Con el mismo filo de la cuchilla impregnado en pintura, he marcado la línea indicadora.


6.- Eje de desplazamiento.




Una varilla roscada de 12 mm será el eje de desplazamiento. En un extremo, una tuerca fijada a la varilla y acoplada a un taladro ciego de mayor diámetro que la tuerca, permitirá el giro del eje, al otro extremo, otra tuerca embutida en un taco de madera, (y sujeta firmemente para que no gire) será quien nos proporcione el avance o retroceso del eje de desplazamiento.


7.- Manivela de aproximación.




Aquí he tenido que poner a trabajar el ingenio tanto para hacer la empuñadura (torneando la madera con el taladro de pie y con lija) como para que la manivela en si girase dentro del vástago. Quedó bien ¿no?


8.- Situando los componentes.




Una primera visión general de cómo han de quedar los distintos elementos.


9.- Montaje del bastidor.




Situación del bastidor en las guías de desplazamiento.


10.- Regla de medición.




Tomamos como referencia de medida el filo de la hoja de corte de la sierra de banco y a partir de ahí fijamos una pequeña regla de aluminio milimetrada.


11.- Afianzando el bastidor.




Con dos tornillos pequeños de rosca madera, he sujetado la regla de medición al patín de desplazamiento, así como la parte con la tuerca embutida y fijada firmemente (esta tuerca no gira) que permitirá regular el desplazamiento adelante o hacia atrás.


12.- Sujeción de listones.




Para evitar los desplazamientos de los listones por la hoja de la sierra al empezar a cortar, he implementado una especie de prensa de fijación para evitar este efecto.


13.- Fijando la base




Para fijar la base he utilizado dos tornillos con mariposa pequeños que irán sujetos en las tuercas embutidas e insertadas en las guías de desplazamiento.


14.- Guía paralela para rebajes externos.




Un listón de madera en ángulo a 90º con el frontal nos permitirá efectuar los rebajes a la profundidad deseada.


15.- Vista final.




Aquí puede verse una vista del útil a falta de, ajustar con la mayor precisión los desplazamientos y comprobar los resultados.



Como nota final, he visto muchas formas de conseguir hacer espigas, desde las más básicas hasta aquellas que, adquiriendo un accesorio, son capaces de sacarlas clónicas. Tal vez este accesorio lo use pocas veces.. o no, pero de lo que si estoy seguro es que me ha aportado una gran satisfacción el construirlo.

Gracias a todos por dedicar vuestro tiempo en leer este post.


Saludos cordiales.