Hola a todos:

En este video se muestra otro diseño, o manera de fabricar un horno de tambores. Es todo metálico, y se lo puede usar en interiores, pues el calor producido con su uso, puede aprovecharse también para la calefacción de la habitación.

En fin, creo que si jugamos un poquito con la imaginación, hallaremos virtudes, usos, funcionalidades, y la manera de cómo construirlo fácilmente.


Este modelo me pareció bastante interesante y de importancia, pues habrá personas a quienes no les agrade percibir en sus alimentos cocinados, el característico olor a humo (por ejemplo).
En estos hornos de calor envolvente, la cámara de combustión es independiente de la de cocción.

Dadas sus características, este horno puede ser transportable, algo que para los demás, es técnicamente imposible de realizar.
En los días de verano, de mucho calor, puede moverse a un cobertizo exterior, y usarse allí.
En el invierno puede retornar a la cocina, y lo único que debemos hacer es conectar el ducto de la chimenea nuevamente en su sitio.

Aquí es importante el ingenio (inventiva) de cada quien, y de cómo lo aplique.

Este tipo de horno, no tiene porqué hacerse con un tambor de 200 litros. ¡Bien puede tener otras características!
Sí es importante colocar en el techo del fogón, un trozo de chapa (lámina, placa) más gruesa, para que el fuego la ataque, pero no estropee rápidamente ese sitio del cilindro, y algún día en el futuro, pueda ser cambiada fácilmente.
El hecho de colocar arena (no salada: no de mar u océano) sobre el fondo (interior) de lo que es la cámara de cocción, es una excelente fórmula, pues ésta difunde de mejor manera, más uniforme, el calor que recibe del fuego desde el fogón.

En el caso de hacer la rejilla del fogón, es importante hacerla de material de mucho espesor, y en lo posible extraíble, por dos motivos: el hecho de poderse quitar facilita la limpieza de cenizas, y además, el día que haya que hacer una nueva, no estará empotrada a la estructura de mampostería, con lo cual no tendremos dificultades de extracción de la misma, ni de su inspección ocular. Cuando lo creamos conveniente, volvemos a fabricar una nueva, tomando como referencia sus medidas, con materiales nuevos.

En fin, como lo dije inicialmente, la inventiva, el poder prever ciertas circunstancias de reparación futura, deben ser nuestro norte, de manera de utilizar toda una estructura durante muchos, muchos años, sin necesidad de hacerle cambios estructurales fundamentales, más que las reparaciones lógicas de su uso continuado.

Espero que estas ideas y nociones genéricas, les sean de utilidad en el momento de fabricarse un horno de estas características si optan por él.

Saludos para todos