Hola amigos:

El refrigerador (o nevera) es el electrodoméstico que más trabaja, y que más fácil se ensucia.
Es importante limpiarlo seguido ya que los malos olores pueden hacer que la comida se descomponga, o por lo menos, que sepa menos apetitosa.
Para evitar que se reproduzcan bacterias que pueden enfermarnos, asegurémonos que este equipo sea uno de los más higiénicos de la cocina, y para ello, sigamos estos simples tips:

*) Revisa lo que tienes
Antes de empezar a limpiar, quita todo del congelador. Desconecta el electrodoméstico también para evitar problemas eléctricos.
Una vez que tengas toda la comida en la mesa, revisa contenedores con sobras. Lee las fechas de expiración de los productos, y desecha todo lo que no usarás antes de la fecha.
Si tienes frutas y verduras cerca de madurar, decide si las podrás comer a tiempo. Si son demasiadas, considera hacer jugos, sopas, ensaladas de fruta, o ponerlas en el congelador para futuros licuados.


*) De arriba para abajo
Trabaja rápido, ya que la comida debe guardarse otra vez en el refrigerador lo antes posible.
Empieza en la parte superior y trabaja verticalmente. Quita las repisas, lávalas con agua y jabón. Los contenedores de fruta se limpian de igual manera.
El interior del electrodoméstico se puede lavar con agua y bicarbonato de soda, para remover olores y bacterias.
Usa un trapo húmedo y un cepillo de dientes para quitar comida seca.
Limpia con cuidado las gomas en las puertas para que no queden migas ni restos de alimentos.
El exterior del refrigerador se puede lavar con agua y jabón, o vinagre destilado si es de acero inoxidable.


*) Organiza la comida

Una vez que la nevera esté completamente seca, guarda toda la comida otra vez.
Aprovecha para organizar de la mejor manera para ti.
No pongas nada pequeño en la parte de atrás y ordena por categoría: los zumos todos juntos, la leche por otro lado, los contenedores con sobras en otro.
Ten cuidado de no poner carne cruda (incluyendo jamón) cerca de frutas o vegetales, ya que se pueden contaminar.


*) Limpia los posibles derrames
Para mantener tu nevera limpia la mayor cantidad de tiempo posible, debes ocuparte de los derrames rápido, y si es posible, en cuanto suceden.
Puedes mezclar mitad de vinagre y mitad de agua en un pulverizador y tenerlo cerca.
Los contenedores de alimentos deben ser herméticos, para prevenir esparcir sus olores en el interior del electrodoméstico.
Asegúrate también de revisar cada varios días la comida que pueda estarse estropeando o descomponiendo.

Espero que estas simples orientaciones puedan ser de utilidad.

Saludos a todos