Siempre que tenga que limpiar o manipular de alguna forma algún electrodoméstico debe asegurarse de desconectarlo de la red eléctrica, tras el proceso de limpieza espere un poco a que se seque por completo antes de volver a conectar, evitará posibles descargas y posibles averías.