Hecho por Nosotros Mismos

La Wiki del Hágalo Usted Mismo y la Bricopedia en Internet
 
PortalÍndiceFAQBuscarRegistrarseConectarse
HxNM REQUIERE COLABORACIÓN
Opciones de apoyo

Para mayor información visita este tema, clic aquí

Llave de Ajuste Coflex
Visitanos en las Redes Sociales
Síguenos en Facebook Síguenos en Pinterest Síguenos en Twitter Únete a la comunidad G+
Índice Compacto
ARTES y OFICIOS, Seguridad, Últimos artesanos, Albañilería, Libros de Albañilería, Construcción de viviendas, Mecánica automotriz, Libros de Mecánica, Mecánica Otros Vehículos, Carpintería en madera, Libros para Madera, Tornería en madera, Soldadura y Herrería , Libros de Soldadura y Herrería, Tornería mecánica, Plomería, Libros de Plomería, Electricidad, Libros de Electricidad, Agricultura, Libros de Agricultura, Modelismo, Libros de Modelismo, Libros no especificados, HERRAMIENTAS, Informática, Libros de Informática, Programas, Manuales, Eléctricas, Industrial, Folletos de herramientas, Folletos Materiales, HOGAR, Mantenimiento, Libros de hogar, Bricolaje, Electrodomésticos, Tips, Cocinas y estufas, Hornos y asadores, Ellas, Niños, Mascotas, Gastronomía, DEPORTES, Camping, Libros de Camping, ECOLOGÍA, Reciclaje, Energía solar, Energía eólica, Otras, USO LIBRE, Mundo, General, Reflexiones, Biografías, Humor, Música, NAVEGACIÓN DEL FORO, Reglamento, Anuncios, Pedidos, Tutoriales, Consultas, Pruebas, Navidad

Comparte | 
 

 La Abuela - Víctor Hugo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Casilisto
Admin
Admin
avatar

El miembro no ha recibido ninguna advertencia

MensajeTema: La Abuela - Víctor Hugo   Miér 06 Oct 2010, 9:39 am

Hola amigos:

Aquí les dejo la traducción de esta bella y emotiva poesía de Victor Hugo (Francia: 1802 - 1885)

¡Oh madre de nuestra madre!¿Estás durmiendo? ¡Despierta!
Otras veces en tus sueños murmuras y balbuceas,
y parece que aun dormida hablas con alguien y rezas;
mas hoy estás tan inmóvil como la virgen de piedra,
y a tus labios silenciosos ni el aliento vida presta.

¿Por qué más sobre tu pecho hoy inclinas la cabeza?
Dinos, ¿qué daño te hicimos para que ya no nos quieras?
Mira: la pálida lámpara se extingue; el hogar humea;
y si no quieres hablarnos como solías, abuela,
lámpara, hogar y nosotros moriremos de tristeza.

¿Qué dirás, cuando despiertes de ese letargo, y nos veas
a nosotros dos ya muertos, muerto el fuego, la luz muerta?
También entonces tus hijos sordos serán a tus quejas.
Para que resucitemos al cielo harás mil promesas,
y bien habrás de abrazarnos para darnos vida nueva.

Tiéndenos tus manos frías que nuestras manos calientan;
y de antiguos trovadores cántanos coplas añejas.
Háblanos de los guerreros que servían hadas bellas,
y a sus damas les llevaban en vez de flores, banderas;
dinos el nombre amoroso que era su grito de guerra.

Dinos cómo se conjuran los fantasmas. ¡Ay, abuela!
Cuéntanos aquella historia de un monje que vio en su celda
a Lucifer por los aires volar con alas siniestras;
dinos a quién el Demonio teme más en su caverna,
a los mandobles de Orlando, o a los salmos de la Iglesia.

Ven; enséñanos tu Biblia con sus láminas tan bellas,
los Santos de azul y de oro, y el cielo con tanta estrella,
y el Niño, el buey y los magos...; y esas latinas sentencias
que a Dios hablan de nosotros, descífranos letra a letra.

La luz oscila y se apaga, descienden las sombras densas;
quizás ya por la ventana malos espíritus entran...
Tú, que el miedo nos quitabas, hoy nuestro pavor aumentas.
¡Cielos! tu mano está fría! A veces, con ansia tierna,
nos hablabas de otro mundo do cada paso nos lleva,
de la gloria del sepulcro, de la vida pasajera,
y de la muerte... ¡la muerte! ¿Qué es la muerte? ¿No contestas?

Y oyéronse largo rato sus sollozos. Y risueña
rayó al fin la blanca aurora, y no despertó a la abuela.
Dio al aire lúgubres sones la campana de la aldea,
y un pastor vio aquella noche, por la mal cerrada puerta,
delante del santo libro, junto a la cama desierta,
dos niños arrodillados que rezaban con voz trémula.

Aquí Víctor Hugo pinta un cuadro muy conmovedor:
la abuela ha muerto, y los dos nietitos que con ella viven, ignorantes de la desgracia que acaba de ocurrirles.
Creen en su inocencia que la anciana está sólo dormida, y tratan de despertarla, habiéndole y refiriéndose a los tiernos incidentes de su vida en común.

Un fuerte abrazo a todos cheers


¡Hola Invitado! ¿Necesitas ayuda en algo?
¡¡¡ Ayúdanos a ayudarte, explica con el máximo de detalles tu problema !!!
¡¡¡ Recuerda que no vemos, ni sabemos qué es lo que necesitas !!!
No te olvides de redimensionar las imágenes a 800x600 px así nos ahorrarás mucho trabajo


Detrás de cada línea de llegada, hay una de partida;
detrás de cada logro, hay otro nuevo desafío.




Cuando no puedas trotar, camina; cuando no puedas caminar, usa el bastón,...
...¡pero nunca te detengas!
Volver arriba Ir abajo
 
La Abuela - Víctor Hugo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Poema de Víctor Hugo (siglo XIX)
» Víctor Hugo Morales
» Mi abuela me conto
» NIETO BAJO GUARDA DE SU ABUELA
» A Solas Con Hugo Guerrero Marthineitz

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Hecho por Nosotros Mismos :: USO LIBRE :: * Biografías y Literatura-
Cambiar a: